Dietas para adelgazar

Dietas para adelgazar

 

Uno de los principales motivos por los que una persona se pone a dieta es para adelgazar. Existen dietas diseñadas específicamente para perder peso, que te ayudarán a controlar las calorías que ingieres. Te aconsejamos que tu dieta esté supervisada por un dietista o nutricionista, que controlará que tu estado de salud se mantiene estable y que tomas todos los nutrientes y vitaminas que necesitas.

La dieta vegetariana

Ser vegetariano se ha convertido en nuestra sociedad en una auténtica filosofía de vida. Desde luego, argumentos para comenzar una dieta vegetariana no faltan: desde razones dietéticas que afirman que es más saludable, hasta éticas o medioambientales, pasando por argumentaciones sociales e incluso humanitarias. Podríamos llamarla una dieta equilibrada, aunque algunas variedades incurren en carencias nutricionales.

Sin embargo, la dieta vegetariana, no es una dieta homogénea. Hoy en día existen diferente tendencias diferentes, unas indudablemente más sanas que otras:

  • Dieta ovolactovegetariana: es la más completa de todas las alternativas desde el punto de vista nutricional, ya que incluye leche y huevos.
  • Dieta ovovegetariana: derivada de la ovolactovegetariana, este tipo de dieta es un poco menos completa, al prohibir el consumo de lácteos.
  • Dieta lactovegetariana: derivada de la ovolactovegetariana, este tipo de dieta es un poco menos completa, al prohibir el consumo de huevos.
  • Dieta vegetalista: esta dieta consideran la miel como subproducto animal y no la consumen, ni tampoco toman legumbres (a excepción de la soja).
  • Dieta vegana: El veganismo, variante del vegetalismo, admite el consumo de leguminosas.
  • Dieta frugívora: se alimentan exclusivamente de frutas frescas y frutos secos;
  • Dieta crudívora: comen solamente frutas y verduras crudas
  • Dieta cerealista (régimen macrobiótico): consumen exclusivamente cereales y restringen la ingesta de líquidos.

dieta-adelgazar

Dieta hipocalórica

Una dieta hipocalórica controla y limita las calorías que puedes consumir para perder peso. Están compuestas por un gran porcentaje de alimentos bajos en calorías como es el caso de los vegetales y frutas. En las dietas hipocalóricas no se elimina ningún tipo de nutriente, como sucede con las disociadas. No te prohíbe productos ricos en grasa, azúcar y aceite, pero se consume en la cantidad mínima necesaria.

Es un tipo de dieta de adelgazamiento que te va a permitir controlar los kilos de más de un modo sano. Ofrece buenos resultados y evita el efecto rebote tras dejar la dieta, ya que no suprime nada, sino que te recomienda consumirlos de forma justa y equilibrada.

dieta-hipocalorica

Dieta equilibrada

 

Es importante comer bien, pues eso repercutirá en nuestro organismo. Aquí tienes una serie de consejos para mantener una dieta equilibrada y sana. No pierdas detalle y mira los alimentos recomendados, además de la manera de llevar a cabo una dieta saludable.

Es importante que la dieta sea variada, pues cada alimento nos aporta unos nutrientes concretos beneficiosos e imprescindible para nuestro cuerpo. A su vez, la dieta vegetariana también se presenta como una dieta equilibrada, aunque tiene algunas carencias. La dieta macrobiótica, también te ayudará a equilibrar cuerpo y mente.

 alimentos-saludables

Consejos para seguir una dieta equilibrada

Es esencial que tu dieta para empezar en el gimnasio o iniciarte en un deporte en concreto sea variada y equilibrada. Aquí tiene una serie de consejos que debes tomar en cuenta para llevar una dieta equilibrada:

  • Evita el consumo de alimentos ricos en grasas y dulces.
  • Cuando vayas a comer carne es recomendable que sean cortes magros, es decir, con bajo contenido en grasa y preferiblemente carnes blancas y rojas, como la ternera o la pechuga.
  • El pescado, preferiblemente a la plancha o al horno, tiene que ser habitual en tu alimentación, ya que aporta muchos beneficios al organismo.
  • La fruta es esencial y se recomiendan al menos dos raciones de ella a lo largo del día.
  • La verdura es otro alimento que no debe faltar en tu dieta y se recomienda comer todos los días una ración, preferiblemente cruda y fresca.
  • No olvides los cereales, tales como la avena, la cebada, el trigo…, o las legumbres, como las lentejas o los garbanzos, que son fuente de hidratos de carbono y fibra.
  • Reduce el consumo de alimentos ahumados o en conserva, los alimentos precocinados o la repostería.
  • Cuando cocines, evita los empanados, rebozados y fritos.
  • Intenta cocinar los alimentos a la plancha, al vapor, cocidos o al horno.